comer-sin-ansiedad-por-la-comida

8 pasos para comer sin ansiedad

Clase online 8 mayo, 19 h

El orden en nuestra casa o espacio de trabajo es un reflejo de nuestro estado interno. Una persona caótica vivirá en un espacio desordenado.

Cuando estamos inmersos en una bulimia o un trastorno por atracón, es habitual que tengamos la casa desordenada. Es un problema de orden, no de limpieza. Incluso, podemos saber perfectamente dónde está cada cosa, dentro de nuestro caos particular.

Estamos proyectando fuera cómo nos sentimos por dentro. Tenemos un desorden alimentario que se hace extensivo a nuestro espacio y nos resulta imposible mantener el orden en casa.

Aún para cualquier  persona que no tenga este problema, un entorno ordenado transmite paz, calma, orden, claridad… y puede ayudarnos a cumplir cualquier objetivo.

Puede parecerte absurdo, pero si sientes pereza y estás dudando si ir a entrenar al gimnasio o no, es mucho más posible que no vayas si lo que ves a tu alrededor es desorden. Igual que un ambiente cuidado y ordenado ayuda a mantener la disciplina. Una cosa tira de la otra.

Si no lo crees, observa estas dos fotos y dime cual te invita más a la disciplina.

orden-casa-orden-mental-interno-orden-interior
orden-casa-orden-mental-interno-orden-interior

El orden en casa es un área que suelo trabajar con mis alumnas y clientas. Llega un momento en que tu cabeza está ordenada. Tu mente por fin está en calma. Cuando sientes esa sensación de paz y libertad que te produce liberarte de la ansiedad por comer a todas horas, te molesta ver desorden. Te produce como ruido visual y necesitas ordenarlo.

Una vez más, nuestro entorno refleja nuestro estado interno. La paz que da verlo todo en orden y despejado se siente también en tu interior.

En algunos casos, lo hacemos a la inversa. Al igual que no necesitas estar relajado para respirar despacio y profundamente, sino que puedes forzar la relajación a través de la respiración, de igual modo puedes ordenarte por dentro, ordenando primero tu casa.

Y, una vez más, lo uno lleva a lo otro.

orden-casa-orden-mental-interno-orden-interior

El tiempo te dará el orden

Si se te hace agobiante el objetivo de mantener el orden en casa, trocéalo. Márcate 5 minutos cada día antes de irte a trabajar para ordenar lo que está a la vista. Vamos, lo que suele llamarse “limpieza de visita de suegra”.

No te preocupes por armarios o cajones, no hagas más de 5 minutos al día. Verás cómo te sorprende lo que eres capaz de conseguir en tan poco tiempo, si realmente te lo propones a fondo.

No te pongas a ordenar papeles porque te llevará mucho tiempo. Si ves que pierdes demasiado tiempo al ir de habitación en habitación, focalízate en una o dos cada día. Y olvídate del resto.

Una vez por semana, marca un tramo de trabajo para ordenar más a fondo, hacer limpieza de papeles, armarios o cajones. El sistema es el mismo: no te agobies queriendo hacer más de lo que puedes. O al día siguiente lo recordarás con horror y ya no querrás ponerte  de nuevo a ordenar.

El orden en casa como reflejo de nuestro estado mental
4.7 (94%) 10 votes

¡Suscribete!

Obten mi guía PNL gratuita de alimentación.